Al margen de las redacciones escolares y de instituto, mis primeros pinitos en lo que a redacción se refiere se remontan a la tierna edad de 10 años, cuando, inspirado por héroes infantiles que se dedicaban a tareas de periodismo, cree mi primer fanzine dedicado a la serie de moda de aquella época: Dragon Ball.
Poco después, y antes de acabar la E.G.B. (con menos de 14 años) seguía inmerso en ese mundillo tan de moda antes de la llegada de internet, y además de seguir redactando para «revistillas amateur», me uní a uno de los primeros proyectos de «fanzines digitales» que se realizaban en España, llamando la atención de editoriales como Planeta DeAgostini, y formando parte de una presentación televisiva que se emitió en TVE en el extinto programa «Bit a Bit« (del que su presentador, y habitual de los 40 Principales, Guillem Caballé es el único miembro aun en activo dentro del mundo televisivo).
Desde entonces, y tras diferentes motivos, deje de lado la redacción hasta que en mayo de 2009, y bajo el que sería mi primer blog, y plataforma de pruebas en la blogosfera, me convertiría en un habitual del sector de la cultura popular de la red española.
De ahí, pase a crear el site «De Fan a Fan», en el que además de redactar sobre cine, cómics, libros, videojuegos y series (colaborando con distribuidoras y editoriales), entré de lleno en el sector comercial, encargándome de dar forma propia (para evitar penalizaciones) a notas de prensa y redactando artículos publicitarios y de opinión para marcas como LG, Sony, Coca Cola, Kellogs, Seat, Carlsberg, Asus, Mediamarkt, El Corte Ingles, y otras muchas más.

Además, he publicado artículos para la revista digital Cinemascómics, un referente en la blogosfera española, y de los cuales hablo en un apartado diferente que pueden visitar haciendo clic aquí.